Mercados Financieros

MERCADOS FINANCIEROS

El Mercado Financiero es el lugar, mecanismo o sistema en el cual se compran y venden cualquier activo financiero.

Los mercados financieros pueden funcionan sin contacto físico, a través de teléfono, fax, ordenador. También hay mercados financieros que si tienen contacto físico, como los corros de la bolsa. La finalidad del mercado financiero es poner en contacto oferentes y demandantes de fondos, y determinar los precios justos de los diferentes activos financieros.

Las ventajas que tienen los inversores gracias a la existencia de los mercados financieros son la búsqueda rápida del activo financiero que se adecue a nuestra voluntad de invertir, y además, esa inversión tiene un precio justo lo cual impide que nos puedan timar. El precio se determina del precio de oferta y demanda.

Otra finalidad de los mercados financieros es que los costes de transacción sea el menor posible. Pero debemos insistir en que la finalidad principal es determinar el precio justo del activo financiero, ello dependerá de las características del mercado financiero. Cuanto más se acerque un mercado financiero al ideal de mercado financiero perfecto, el precio del activo estará más ajustado a su precio justo.

Características de los Mercados Financieros:

Amplitud: número de títulos financieros que se negocian en un mercado financiero. Cuantos más títulos se negocien más amplio será el mercado financiero.

Profundidad: existencia de curvas de oferta y demanda por encima y por debajo del precio de equilibrio que existe en un momento determinado. Si existe gente que sería capaz de comprar a un precio superior al precio y si existe alguien que está dispuesta a vender a un precio inferior.

Libertad: si existen barreras en la entrada o salida del mercado financiero.

Flexibilidad: capacidad que tienen los precios de los activos financieros, que se negocian en un mercado, a cambiar ante un cambio que se produzca en la economía.

Transparencia: posibilidad de obtener la información fácilmente. Un mercado financiero será más transparente cuando más fácil sea obtener la información.

Un mercado cuanto más se acerque a esas características, más se acerca al ideal de mercado financiero perfecto. Aunque no existe ningún mercado financiero que sea perfecto. Nunca vamos a estar seguros de que el precio de mercado refleja su valor justo. El concepto de mercado financiero perfecto aparece como unidad de medida, para comparar los distintos mercados financieros.

Características del Mercado Financiero Perfecto:

Gran cantidad de agentes que intervienen tanto por el lado de la oferta como por el lado de la demanda. De forma que nadie puede influir en la formación del precio del activo financiero.

Que no existan costes de transacción, ni impuestos, ni variación del tipo de interés, ni inflación.

Que no existan restricciones ni a la entrada ni a la salida del mercado financiero.

Que exista perfecta información, que todos sepan lo mismo

Los activos sean divisibles e indistinguibles.

Clasificación de los Mercados Financieros:

Directos e Indirectos:

Directos: las familias van directamente a las empresas y les ofrecen sus recursos.

Indirectos: cuando en el mercado aparece algún intermediario (agentes financieros, intermediarios financieros).

Libres y Regulados:

Libres: no existe ninguna restricción (ni en la entrada, ni en la salida del mercado, ni en la variación de los precios).

Regulados: existen ciertas regulaciones o restricciones, para favorecer el buen funcionamiento del mercado financiero.

Organizados y No inscritos:

Organizados: cuenta con algún tipo de reglamentación.

No inscritos: no cuentan con una reglamentación (OTC o extrabursátiles)

Primarios y Secundarios:

Primarios: las empresas u organismos públicos obtienen los recursos financieros.

Secundarios: juego que se realiza con las acciones entre los propietarios de los activos financieros (revender o recomprar activos financieros).

Centralizados y Descentralizados:

Centralizados: existe un precio único y, básicamente, un lugar único de negociación (mercado continuo español).

Descentralizados: existen varios precios para el mismo activo financiero (las bolsas de valores en España).

Dirigidos por Órdenes o por Precios:

Dirigidos por Órdenes: mercado de valores en España, tanto continuo como las bolsas. (Ejemplo: te ordeno que compres esas acciones cuando bajen a 3000 pesetas por acción).

Dirigidos por Precios: es importante la figura del creador de mercado, que se dedican a dar precios de compra y de venta, entonces uno compra o vende según le parezca pero al precio lanzado al mercado. Este proceso da liquidez al mercado. (Ejemplo: el creador compra a 190 y vende a 200).

Monetarios y de Capital:

Monetarios: mercados al por mayor donde se “negocian títulos a c.p.” y los volúmenes de negociación son muy elevados (Mercado de Deuda Pública Anotada).

De Capital: se negocian títulos a más.

Los mercados financieros deben, por tanto, regularse para minimizar las posibilidades de inestabilidad y crisis y potenciar sus efectos positivos. Es necesario, pues, examinar su funcionamiento específico para poder establecer unas reglas del juego que lo fortalezcan. A su vez, dichas reglas deben comprender un sistema de incentivos que tienda a minimizar los fallos del mercado financiero y promuevan la destribución del poder

En segundo lugar, los mercados financieros padecen graves asimetrías informativas que se traducen en problemas de azar moral, selección adversa y equilibrios múltiples.

Son muchos los mercados que justifican su regulación en base a estos errores, sin embargo el caso de los múltiples equilibrios es específico de los mercados financieros. Los equilibrios múltiples son fruto de las expectativas de futuro que rigen los precios de los activos financieros. La incerteza subyacente a dichas expectativas, hace posible la coexistencia de mercados en crecimiento con malas expectativas de futuro que pueden ser la causa de las próximas crisis si, fruto del comportamiento racional masivo y de los efectos económicos irracionales, éstas llegan a concretarse.

Los mercados financieros emergentes necesitan tanto de una arquitectura financiera global que contemple sus especificidades y los proteja, como de un sistema regulatorio endógeno que aumente su seguridad y credibilidad y les proporcione acceso al crédito internacional. La regulación de los mercados financieros debe, pues, priorizarse en la agenda política de estos países si desean aumentar su capacidad y oportunidades de desarrollo. La estabilidad y la sostenibilidad del sistema financiero no parecen haber recibido la atención necesaria por parte de los países en vías de desarrollo. La mayoría de países en vías de desarrollo carecen de estándares de contabilidad homogéneos, de transparencia, de limitaciones a los flujos de capital a corto plazo y especulativos, de regulaciones sobre la composición y estructura del sector bancario, de requerimientos de capital mínimo acordes con el volumen y el tipo de préstamo, de organismos de supervisión adecuados e independientes, de controles sobre el volumen de inversión en cartera en relación a la inversión directa, de fondos de garantía de depósitos, etc. Carecen, pues, de las reglas del juego necesarias para reducir la vulnerabilidad de su sistema financiero y aumentar su independencia frente a las oscilaciones del mercado global.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: