Mercado de Divisas

Definición:

Simplificando mucho podemos decir que el mercado de divisas es el mercado donde se compran y se venden monedas. Actualmente existe un sistema internacional en el que los tipos de cambio (valor relativo que se le da a cada moneda) son flexibles y están determinados por la ley de la oferta y la demanda, sin la interferencia del Estado. En principio los gobiernos no fijan el tipo de cambio aunque sí compran y venden divisas para intentar reducir las fluctuaciones diarias excesivas de los tipos de cambio. Pero no siempre fue así.

Algo de historia:

Tras la Segunda Guerra Mundial, las principales economías occidentales, reconocieron la creciente interdependencia económica y la importancia de la estabilidad de los mercados de divisas para el comercio internacional. En la famosa reunión celebrada en 1944 en Bretton Woods (New Hampshire, Estados Unidos) justo antes de terminar la Segunda Guerra Mundial, se firmó un acuerdo para la introducción de un sistema de tipos de cambio fijos entre los países firmantes -44 países en total- y durante las siguientes décadas los países trataron de mantener los tipos de cambio dentro de unas bandas bastante estrechas en las que el valor de las monedas en curso siempre estaba respaldado por oro. El Nuevo Orden Económico Internacional consistía en mantener fijo el valor del dólar con respecto al oro (35 dólares por onza) y a partir de ahí, el resto de monedas de curso legal debían fijar su precio con respecto a la moneda norteamericana. Desde entonces el dólar es la divisa considerada como referencia internacional.

El fin del sistema de tipos de cambio fijos probablemente puede fecharse en 1971, cuando el presidente Richard Nixon suspende la convertibilidad del dólar en oro devaluando la moneda un 10%. Estados Unidos, que había sido el pilar del sistema, se encontró con que cada vez era más difícil mantener el valor del dólar en un mercado inundado por el billete verde. A partir de entonces se adopta un sistema de cambios flexibles en el que las divisas fluctúan libremente.

De todas formas, el mercado de divisas ha evolucionado enormemente desde la década de los 70 del siglo pasado. Desde que comenzara el sistema de tipos de cambios flexibles, sólo las grandes empresas con intereses en el extranjero, las grandes instituciones internacionales o las personas con grandes fortunas negociaban en el mercado internacional de divisas. Con la evolución de internet el panorama ha cambiado por completo y actualmente cualquier persona con ahorros puede negociar diariamente en este mercado.

Características del mercado de divisas:

El mercado de divisas se denomina comúnmente mercado FOREX o FX -contracción de su nombre en inglés Foreing Exchange Market- y es a todas luces el mercado financiero mundial más grande en volumen en el que sus participantes (individuos y organizaciones) negocian con monedas en horario ininterrumpido de lunes a viernes.

Actualmente, el dólar sigue siendo la divisa que más se negocia en el mercado Forex con un 86% del total de transacciones seguido por el euro con un 37% y el yen con un 16,5%.

Es un mercado muy atractivo en el que invertir por varias razones:

• Como ya hemos comentado se trata de un mercado enorme, abierto las 24 horas del día por lo que el inversionista no tiene que adaptarse a ningún horario y puede operar cuando le apetezca. El mercado abre los domingos a las 14:00 pm hora de Nueva York y cierra el viernes a las 16:00 pm hora de Nueva York.

• Es posible operar con grandes cantidades de dinero sin arriesgar nuestro propio capital más que en una mínima parte. Actualmente algunos brokers ofrecen un apalancamiento de 200 a 1, es decir, que si usted hace un depósito de 100€ puede comprar o vender en el mercado Forex por hasta un total de 20.000€. Es importante, decir sin embargo, que el apalancamiento lleva vinculado un riesgo con el que el inversor debe contar e igual que podemos conseguir grandes beneficios podemos incurrir en enormes pérdidas.

• El mercado de divisas Forex es tan grande -con un volumen de operaciones diario 50 veces mayor que el volumen negociado en la Bolsa de Nueva York- que no se puede ser  manipulado.

• Su gran volumen lo convierte a su vez en un mercado de gran liquidez ya que siempre hay corredores y agentes depuestos a comprar y vender divisas en los mercados forex.

• El “dealer” no paga comisiones de ningún tipo y los costes de transacción son bajísimos.

• Es posible vender y comprar divisas sin ninguna restricción.

• No existen intermediarios. Cada inversor negocia con divisas directamente tomando sus propias decisiones de compra-venta en cada momento.

• Con la existencias de cuentas demo o de prácticas gratis es posible practicar durante meses hasta conseguir experiencia suficiente para negociar en el mercado forex con dinero real. De esta forma se permite al “trader” aprender y desarrollar conocimientos sin arriesgar un céntimo.

• Con una buena información proporcionada por nuestro broker y un ordenador con buena conexión a internet es posible ganar dinero instantáneamente en el mercado de divisas forex.

Funcionamiento:

Los mercados Forex se basan en la compra-venta por pares de monedas, es decir, se negocia una divisa con respecto a otra y de forma simultánea. Si decidimos compara dólares, por ejemplo, debemos vender al mismo tiempo otra divisa negociable. La oferta y demanda de cada par de monedas serán las que fijen el valor de la tasa de cambio en cada momento.

Cada moneda se identifica por tres letras, las dos primeras letras nombran al país y la tercera nombra la divisa, a excepción del euro que es nombrada con las tres primeras letras del nombre de la moneda.

Las principales monedas que se negocian en el mercado de divisas Forex son:

• Dólar estadounidense (Buck):  USD.

• Euro (Fiber): EUR.

• Yen (Yen): JPY.

• Libra Esterlina (Cable): GBP.

• Franco Suizo (Swissy): CHF.

• Dólar Canadiense (Loonie): CAD.

• Dólar Australiano (Aussie): AUD.

• Dólar Neozelandés (Kiwi): NZD.

Cada moneda, como ya hemos dicho se valora y, por tanto, se negocia con respecto a otra. Así el mercado Forex muestra en cada momento el valor de las divisas, unas con respecto a otras. Por ejemplo, el par EUR/USD mostrará el valor del euro con respecto al dólar, o lo que es lo mismo, cuántos dólares serán necesarios para compara un euro. A la primera divisa del par se la denomina “divisa base” y a la segunda “divisa de contrapartida”.

Los pares de monedas más negociados en Forex son: EUR/USD, USD/JPY y GBP/USD.

Un ejemplo práctico:

Usted decide operar con el par EUR/USD y el cambio está en 1,40, es decir que puede comprar un euro con 1,4000 dólares. Ahora suponemos que usted piensa que el euro está depreciado con respecto al dólar y espera que el precio del euro mejorará. Lo más lógico, por tanto, es compra ahora euros -antes de que sean más caros- y venda, en consecuencia dólares. Si sus predicciones son correctas el dólar perderá con respecto al euro y entonces será el momento de comprar dólares (más baratos que antes) y vender euros (más caros que antes).

Cuantitativamente hablando en la práctica haría lo siguiente:

Tipo de cambio original EUR/USD: 1,4000.

Compra 100.000 euros por lo que vende 140.000 dólares.

Se aprecia el Euro. Nuevo tipo de cambio EUR/USD: 1,4020

Vende los 100.000 euros por lo que recibirá 140.200 dólares.

En principio pagó 140.000 dólares y ahora recibe 140.200 dólares por lo que su ganancia ha sido de 200 dólares.

Análisis fundamental y análisis técnico:

Como se puede ver operar en los mercados Forex es muy simple. El problema radica en saber qué divisas van a apreciarse (incrementar su precio) y que divisas van a depreciarse (disminuir de valor). Para ello, los que negocian con monedas (inversores o dealers) utilizan tanto su instinto como dos herramientas indispensables: el análisis fundamental y el análisis técnico. Ambos análisis son importantísimos a partes iguales si bien en los últimos tiempos se le va concediendo cada vez más importancia al segundo.

Análisis fundamental:

Este análisis se basa en el seguimiento de la evolución económica de un país basándose en teorías financieras, económicas y políticas. Se trata de tener siempre en cuenta la información proporcionada por los indicadores macroeconómicos, el comportamiento de los mercados de valores y las últimas noticias de carácter político que podrían influenciar en la confianza que se tenga en la moneda.

I. Producto Interior Bruto (PIB):

El PIB es una variable macroeconómica muy útil para saber la situación económica general de un país. Incrementos del PIB muestran que la economía se encuentra en un periodo expansivo de crecimiento económico y reducciones del PIB mostrarán fases recesivas de contracción económica.

I. Nivel de precios:

El nivel de precios y, por tanto, el tipo de interés afectan directamente al tipo de cambio de una moneda.

Si dos países tienen tasa de inflación diferentes, a largo plazo sus tipos de cambio experimentarán variaciones que contrarresten esas tasas de inflación. Por ejemplo, si la inflación en Estados unidos es del 2% y en Japón no hay inflación, el dólar pierde valor -los norteamericanos cada año pueden comprar un 2% menos- mientras que el Yen no sufre ninguna variación. De esta forma es de esperar que se produzcan variaciones del tipo de cambio en las que el dólar se deprecie un 2% con respecto al Yen.

Los bancos centrales, para luchar contra la inflación, incrementan los tipos de interés lo que presionará al alza el precio de la divisa ante las perspectivas de mayor rentabilidad.

I. Tasa de desempleo:

La tasa de paro es un buen indicador de cómo está la situación económica de un país pues afecta directamente a la renta disponible de las familias y por tanto al consumo. Elevadas tasas de paro fomentan la depreciación de la moneda.

I. Otros indicadores: Balanza de pago, Ventas al por mayor, Pedidos de la industria (en países industriales), Venta de reservas hoteleras (en países enfocados al sector servicios), etc. nos pueden dar una idea de si es buena idea invertir o no en una divisa determinada.

II. Noticias políticas: Los resultados de unas elecciones, escándalos relacionados con el partido en el poder, por ejemplo, trasladan al inversor confianza o no en la divisa en la que está invirtiendo ya que los ambientes políticos enrarecidos no aportan nada bueno a la impresión que se tenga del país en cuestión.

Análisis técnico:

Este análisis cobra cada vez más y más importancia entre los inversionistas. De hecho, muchos de ellos, consideran que el análisis fundamental influye poco o nada en el los precios de las divisas, al menos a corto plazo.

El análisis técnico se basa en el estudio del precio de la divisa en cada momento. El estudio pormenorizado del precio de una moneda en tiempo real da al trader una idea del comportamiento de precio en un futuro. Para ello es necesario estar familiarizado con el uso de gráficos y tener una estrategia que seguir.

Por ello las agencias de brokers ofrecen cuentas gratuitas de prácticas en las que el que desee invertir en mercados Forex tenga tiempo de familiarizarse con tendencias, soportes   (punto mínimo) y resistencias (cotización máxima o punto máximo del modelo), canales y líneas que muestran la tendencia del mercado, promedios (precios promedio en un momento determinado respecto a un periodo de tiempo definido), etc. antes de comprar y vender divisas con dinero real.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: